lunes, 31 de mayo de 2010

Injusta Selección

Sin duda la Copa Mundial FIFA 2010 será foco de atención de los medios en las próximas semanas, pero en México ya comenzó la polémica por la lista final de seleccionados para la competencia. Y me sumo a las opiniones al respecto.

La lista anunciada por Javier Aguirre sólo puede ser considerada como injusta. Ése Aguirre, que era un entrón y rifado en 2002, se ha vuelto un personaje tan mediático que ha perdido la característica espontaneidad de antaño. Un Aguirre que decía groserías en las conferencia de prensa, no para ofender, sino porque así lo sentía. Hoy es imagen de conocida campaña publicitaria de la Iniciativa México y un personaje desprestigiado en la prensa y la opinión pública.

Pero en términos puramente futboleros, la lista es injusta porque no refleja el esfuerzo hecho para lograrla. Y siendo breve, hay tres tipos de jugadores en la lista anunciada hoy:

  1. Los que cargaron con el peso del equipo y son indiscutibles: Ochoa, Juárez, Magallón, Osorio, Salcido, Barrera, Castro, Dos Santos, Guardado, Torrado, Blanco y Franco. La eliminatoria que jugaron, muy mala al principio, fue corregida básicamente por los mismos jugadores. Revisen los partidos decisivos: contra Estados Unidos, en Costa Rica, contra Honduras y contra Trinidad y Tobago. En este grupo, algunos no están, aún cuando hicieron buena eliminatoria, pero claro, eso no lo es todo. También hay que contemplar a aquellos que están en buen momento o a quienes su jerarquía asegura que tendrán el nivel competitivo que un Mundial requiere. A veces se olvida de cómo se dieron los procesos, y en uno tan sufrido como el de la calificación a Sudáfrica, dejar fuera a cualquiera de estos hubiera sido inconcebible. Guardado, el mejor de todos. Barrera una grata sorpresa. Castro, aunque vino a menos en los últimos meses, tiene el nivel necesario para un Mundial. Blanco, de nuevo, salvo el barco, aún a pesar de muchos.
  2. Los que por su jerarquía están, aunque no estén en buen momento o no hayan jugado nada en la eliminatoria: Moreno, Márquez, Rodríguez, Vela y Hernández. El ejemplo más claro es Márquez. Primer juego, expulsado en Estados Unidos. Temporada llena de lesiones, pero sin duda es un referente. Moreno tiene cualidades y merece estar. Rodríguez se pasó la eliminatoria en la banca pero hoy su nivel es destacable. Hernández es una incógnita. Alguien hizo que Aguirre se deslumbrara con el espejismo Chivas de la racha invicto. Me recuerda tanto al caso del Kikín Fonseca de hace cuatro años.
  3. Los que no deberían estar, que no jugaron la eliminatoria y que, en sus posiciones, hay mejores jugadores en la Liga Mexicana: Pérez, Michel, Aguilar, Torres Nilo, Medina y Bautista. Es el grupo que vuelve injusta la lista. Y es que nombres para llenar la lista, de jugadores competitivos y mejores que estos, es lo suficientemente larga: Oswaldo Sánchez, Jesús Corona, Pavel Pardo, Zinha, Oscar Rojas, Fernando Arce, Braulio Luna... y apurándome un poco Luis Pérez, Jesús Arellano, Jaime Lozano, Israel López, Jaime Correa... ¿Qué hizo Óscar Pérez en cuatro años para merecer ser mundialista? ¿Una racha invicto en Chivas le da la posición a Michel? Y ¿Jesús Corona? Corona es mucho mejor jugador en la posición que Pérez y Michel juntos. Y si cometió un error gravísimo fuera de la cancha, ¿por qué no Oswaldo Sánchez? Torres Nilo y Aguilar tienen futuro, pero su posición es esa en la que México siempre ha sufrido. ¿Dónde quedó Oscar Rojas? No son, por mucho, referentes en su equipo. ¿Aguilar es para llenarle la cuota al Pachuca? Medina luce en Chivas pero en la Selección, como hace cuatro años en Alemania, le tiemblan las piernas. No es un jugador con carácter. Técnicamente es muy bueno, pero no basta para merecer un puesto en un equipo que, si a algo aspira en la cancha, es a pelear voluntariosamente. Y Bautista, Bautista es un monumento a la mediocridad. Bautista se pasó el cíclo mundialista escondido en la selva chiapaneca, en un equipo de tercer nivel de la Liga, sin ser titular indiscutible. Aguirre lo compara con Blanco. Bautista es todo lo contrario. Es impredecible, flojo y displicente. Si iba a llevar una acertijo como Bautista, mil veces mejor llevar a Nery Castillo. Zinha es el gran ausente, qué pena, qué desperdicio.
Con una selección sin estrellas, con un grupo que no se nota confiado, la esperanza fálsamente creada por los medios de comunicación de tener una participación histórica es muy remota. El grupo en el que México quedó colocado es accesible, pero el primer cruce será bravísimo y, como es costumbre, México regresará de Sudáfrica, creo yo, en dos semanas.

Pronto mi pronóstico para este Mundial. Todo indica que la Copa FIFA se queda en Europa, ¿o no?

No hay comentarios: