lunes, 4 de enero de 2010

Su nombre en lo más alto

En medio de la peor crisis inmobiliaria en la historia de los Emiratos Árabes Unidos, hoy se inauguró el Burj Khalifa, el nuevo edificio más alto del mundo, con 828 metros de altura, en Dubai.

Originalmente, este complejo que albergará centros comerciales, mezquitas, hoteles y restaurantes, tendría el nombre de Burj Dubai. Sin embargo, de algo sirvieron los billones de dólares que el Emirato de Abu Dhabi aportó a Dubai para que este cubriera sus deudas, por lo que el nuevo edificio lleva el nombre del presidente de Abu Dhabi, Sheik Khalifa bin Zayed Al Nahyan.


Aun con este ambicioso proyecto, el impacto económico en la región será menor. “It is a unique building and symbolically important but it is not going to stimulate demand”, afirma Maclean de la inmobiliaria CB Richard Ellis.

Así que ya saben, si quieren que algún nuevo edificio lleve su nombre, no se requiere hacerse famoso, sólo aporten unos cuantos billones de dólares que buena falta le hacen a nuestro país. En una de esas, el nuevo estado de las Chivas podría llevar su nombre cuando esté terminado... en unos 15 o 20 años.

No hay comentarios: