jueves, 2 de agosto de 2012

El error de Ferriz

En mi tintero de comentarios sobre los que nadie debería opinar (por irrelevante) está el tema de Pedro Ferriz y su salida como conductor del noticiero nocturno de Cadena Tres y como culumnista de Excélsior. Según ha trascendido en las redes sociales, y como lo he constatado con muchos de mis amigos, resulta que Pedro Ferriz puede considerarse como la primera víctima del peñanietato por haber osado emitir los ya conocidos juicios sobre Peña Nieto, contenidos en el siguiente vídeo:




Incluso Lorenzo Meyer dedicó parte de su columna del 26 de julio en Reforma a opinar sobre la supuesta censura y violación al derecho de libertad de expresión de Ferriz. Y no lo entiendo. El problema subyacente parece mucho más simple que la compleja interpretación que muchos le han dado al asunto.

Para comprender qué paso basta tener en cuenta que Ferriz no es un empleado de Grupo Imagen, sino un copropietario. Tiene jefes, sí, pero es un accionista. Por ejemplo, acá una nota en La Jornada y por acá otra en El Universal del tiempo en que Carmen Aristegui y Javier Solórzano dejaron Imagen por un pleito relacionado con su línea editorial y de su colaboración en el programa Círculo Rojo de Televisa, dejando en claro que la línea editorial que buscaba Ferriz no es necesariamente una comprometida con la información, sino sumamente parcial.

Ferriz no salió del aire como castigo, sino como estrategia. Ferriz no dejó una columna que nadie leía como represalia por su comportamiento hacia el candidato del PRI con quien ahora todos pretenderán quedar bien. Ferriz dejó de escribir y de hablar (en TV, porque el programa de radio del mismo grupo, el de 90.5 FM sigue y seguirá transmitiéndose) como una estrategia. ¿Qué hay en juego en el próximo sexenio en materia de comunicaciones? Muchas concesiones por las que vale la pena estar en buenos términos con el PRI.

Dejemos de martirizar a Pedro Ferriz. Ferriz no fue censurado. Ferriz cometió un error, pero ese error no fue hablar. El error de Pedro Ferriz es haber jugado descaradamente con el gran perdedor, con el PAN y con Vázquez Mota.

No hay comentarios: