viernes, 11 de febrero de 2011

Nokia y su salto de plataforma

Esta semana se dió a conocer en forma de rumor que el CEO de Nokia había enviado a sus empleados un memo en el que a forma de parábola hacía entender que el negocio se estaba yendo al demonio. "Un hombre estaba en una plataforma en llamas y tuvo que tomar una decisión, y saltó".

Y a lo que se refería se ilustra muy bien en la siguiente gráfica del The Economist:



Como puede apreciarse en el gráfico, las ganancias de Nokia (que es lo que realmente importa a los inversionistas y no la participación del mercado) cayeron dramáticamente, momento que coincide con el posicionamiento del iPhone.

Como lo explicarían los expertos en negocios, parece que Nokia nunca previó hacia dónde se movía el mercado. Que éste pasaría de un negocio de hacer llamadas y mandar mensajes a uno mucho más complejo, en el que con un teléfono inteligente se puede comentar un blog, comprar un boleto para el cine y pagar la tarjeta de crédito. Nokia se enfocó en hacer grandes teléfonos, olvidándose del desarrollo en software. Por el contrario, la ventaja del sistemas Apple y Android radica precisamente en una competencia de desarrolladores por crear mejores contendios y aplicaciones.

Hoy Nokia anuncia que se alía con Microsoft y que dejará su sistema Symbian para saltar al Windows Phone. Es decir, deja en manos de Microsoft el desarrollo de software y Nokia desarrollará el hardware. Nokia ya pierde 13.24% (10:33 ET) en Nueva York.

Ojalá que este salto de plataforma le funcione a Nokia pues, ¿a alguien alguna vez le falló su teléfono Nokia?

No hay comentarios: