jueves, 5 de noviembre de 2009

¿Hacia dónde va la izquierda? - Marcelo Ebrard

Hoy, en el Colmex, como parte del cíclo "¿Hacia dónde va la izquierda?", organizado por la Asociación de Académicos Daniel Cosío Villegas, se presentó el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard.


En esta sesión, que seguí en Twitter, Ebrard delineó cuál es el futuro de la izquierda (o como él lo llama, las izquierdas), teniendo como punto de referencia más próximo, la elección presidencial de 2012. Los tres aspectos que considero centrales son los siguientes:

  1. Que la izquierda, o las izquierdas, deben formar una candidatura de unidad para 2012. Ebrard ve a la izquierda en torno a un candidato que no será muy popular, como periodos anteriores, pero que estará representando a los frentes que integran el movimiento de izquierda. ¿Quién será el candidato? Para Ebrard no es claro, lo que sí es claro es la forma en que deberá ser elegido: no más elecciones que dividan a la izquierda, sino un método basado en encuestas, por medio del cual la población manifieste con quién se identifica y por qué.
  2. La izquierda debe representa a aquellos que hoy no están representados en ninguna de las fuerzas políticas. Debe asumir una posición firme en la defensa de los derechos humanos, de apoyo a las causas sociales (como las del SME) y debe promover una política pública encaminada a modernizar el país. Ebrard planteó eliminar la inercia que la política pública trae desde los años 90, que se aprecia en el raquítico crecimiento económico, en el vicio de las instituciones (como el Congreso y el Poder Judicial) y en las decisiones de interés público tomadas en la esfera de lo privado. En este sentido, para Ebrard, la única manera de lograr una modernización incluyente es con una izquierda fuerte y representativa.
  3. Finalmente, Ebrard delineó (en parte, orillado por Rodolfo Stavenhagen, el comentarista) algunas estrategias en un sentido muy general sobre las cuales debería de basarse la agenda de la izquierda: derechos humanos, cambio tecnológico, migración, campo, telecomuncaciones, relaciones internacionales y energía. En general, la visión de Ebrard es una política en la que el sector privado y el capital internacional juegan un papel determinante, pero nunca dejando que el desarrollo del país quede en las decisiones privadas de los inversionistas.
Ebrard hizo alusión a los rumores periodísticos sobre su encuentro con Calderón después de la extinción de LyF, indicando que criticó la forma en que dicho proceso ocurrió. Criticó la forma en que se depende de la economía estadounidense, mencionando que, como están las cosas "lo mejor que podemos hacer es una peregrinación a la Basílica para que le vaya bien a Obama", y sobre la Inciativa Mérida dijo, "es una tontería, que mis profesores de El Colegio me habría reprobado por menos". Finalmente, lamentó que los funcionarios públicos usen información privilegiada cuando acaban sus cargos y se integran al sector privado, haciendo alusión particular al caso de Ernesto Zedillo (lo cual en lo personal no comparto).

Aquí encontrarán la nota de El Universal sobre el evento.

Actualización:

Los diarios publican hoy notas con respecto al evento de ayer en el Colmex. Es de notar que todos dan énfasis a la propuesta, que para mí suena bastante compleja de implementar, de escoger al candidato de izquierda por medio de encuestas. Aquí las notas:




3 comentarios:

Anónimo dijo...

suena interesante la izquierda que plantea Ebrard, pero: apoyar a causas sociales como el SME????!!!!
el SME ya es solo una ilusión y apoyarlo solo es para ganar adeptos revoltosos como la señora grosera del PRD que insulta a martita.
La izquierda no siempre debe de ser idealizada como los revoltosos iconformes, pero no hacen nada para cambiar esta percepcion.

suerta!

Irvin Rojas dijo...

La idea de Ebrard de abarcar a aquellos grupos que no están representados por el resto de partidos políticos, en un ambiente de inclusión es plausible. Sólo que la izquierda se ha pasado planteando esta situación desde hace mucho tiempo y no ha logrado concretarlo en los hechos. AMLO tuvo la virtud de aglutinar en torno a su propuestas a una amplia gama de posiciones. El reto de Ebrard es bastante complejo.

SVRM dijo...

Ándale!!! Con que Ebrard le quiere ganar el puesto a presidente a AMLO!! Bueno, con que sea buen presidente y no salga con que le hicieron un compló y "Voto x voto casilla por casilla" todo está bien.

Ya veremos cómo nos va en 2012...